1722222
Besuche insgesamt, 2 Besucher online
cleargif
Sie sind hier: Startseite » Schulleben » Schüleraustausch » Individualaustausch » Uruguay - WGN 2013
Druckansicht

Ein Schritt in die Welt

Nürnberg - Montevideo

Vom 23. Januar bis 15. März 2013 nahmen zwei Schülerinnen sowie eine ehemalige Schülerin des Willstätter-Gymnasiums Schüler der Deutschen Schule Montevideo/ Uruguay für knapp zwei Monate im Rahmen des Individualaustausches bei sich auf. Die uruguayischen Schüler und Schülerinnen nehmen an diesem von ihrer Schule organisierten Programm zwei Jahre vor der Abiturprüfung teil, um ihre über lange Jahre erworbenen Deutschkenntnisse zu vervollkommnen und um, wie es die Deutsche Schule Montevideo selbst formuliert: ihre Verbindung zur deutschen Kultur, Gesellschaft und Sprache zu stärken.

Im Sommer dieses Jahres werden sich unsere Schülerinnen ihrerseits dann auf den Weg nach Uruguay machen, um dort ihre Gastfamilien, die Schule und den Unterricht zu besuchen, und das Gastland auf Exkursionen, die u.a. bis zu den Wasserfällen nach Iguazú führen werden, kennen zu lernen und natürlich vor allem ihre Spanischkenntnisse zu erweitern.


Im folgenden Text kommentieren Camila, Valeria und Diego ihre Reise nach Deutschland und die dabei gemachten Erfahrungen.

Eva Schübel-Vogel



Somos tres chicos de Uruguay, vamos al Deutsche Schule Montevideo, y en el 2012 cursamos primero de bachillerato (10.clase en Alemania) y en ese año es en el cual se realiza el intercambio estudiantil con Alemania por ocho semanas. Somos 50 chicos en total, repartidos por toda Alemania, desde ciudades grandes como Hamburg o Nürnberg, hasta pueblos chicos como lo es Worms. Llegamos el 16 de enero y nos vamos el 15 de marzo, y en febrero pasamos una semana con nuestros profesores en Berlín.

Ahora que llega la hora de irnos, queremos dejarles de forma escrita lo que fue nuestra experiencia. La primera semana del viaje la pasamos con todo el grupo, y fue ahí donde conocimos diferentes ciudades como Frankfurt, Regensburg, München y Nürnberg. El 23 de enero fue el día que nos tocó separarnos, para que cada uno se reúna por primera vez con sus respectivas familias. Entre nervios y ansias, por las típicas preguntas que la mayoría del grupo se cuestionaba, como por el ejemplo: ¿Cómo serán? ¿ Tendré una buena relación? ¿Me podré manejar con el idioma? Llegamos a Nümberg, la cuidad donde tendríamos que pasar las siguientes siete semanas.

Esos "miedos" que en algún momento pudimos llegar a tener, se fueron olvidando a medida que pasaban los días, ya que para nosotros todo fue avanzando positivamente. Y como todo, llegó la hora de ir al liceo, gente nueva, diferentes reglas y costumbres a lo que vivimos en nuestro liceo en Uruguay, nuevos profesores, cosas a los cuales nos tuvimos que adoptar. Después estaba también la relación con los chicos y profesores del liceo, que por suerte todos nos recibieron y nos hicieron sentir de la mejor forma posible. El ir al liceo, y escuchar tanto tiempo el idioma, ya sea en las clases o en los pasillos, hizo mejorar claramente nuestro alemán. Estamos muy contentos desde todo punto de vista con la experiencia que vivimos y que va a seguir, ya que en unos meses nos toca a nosotros recibir a las chicas que nos recibieron acá.

Aprendimos mucho, no solo del idioma, sino también otra forma de vida, otras costumbres. Nos tuvimos que ir adaptando a cosas nuevas, y entre los tres y con el apoyo de nuestras familias todo salió muy bien. Como uno de los objetivos principales de este viaje era que nos manejáramos por nuestra propia cuenta en varios aspectos que en Uruguay se ocupan nuestros padres, lo verdad que lo aplicamos perfectamente sin ningún problema. Estamos sumamente agradecidos con todos aquellos que de alguno forma, fueron parte de esta gran experiencia.

Para terminar queremos agradecer especialmente a nuestras familias, por porte de Camila Cajelli a la Familia Papadopoulos, por parte de Valeria Kirst a la Familia Knorr-Held, y por parte de Diego Simonet a la Familia Arbeiter.

Nos llevamos un muy lindo recuerdo de la ciudad, del liceo y de nuestras familias! ¡Muchas gracias!


Camila Cajelli, Diego Simonet, Valeria Kirst.